lunes, 31 de diciembre de 2012

Latido de Amada Hocking


Sinopsis: Ser un vampiro no le hace la vida más fácil a Alice Bonham. Su hermano pequeño, Milo, parece tener una vida amorosa muy activa, mientras que la suya es… algo más complicada. Mae está perdiendo el norte y Jane se ha hecho adicta a los mordiscos de vampiro. Además, como Alice no consiga aprender a controlar su deseo de sangre, alguien podría morir. Para escapar de todo, Alice decide acompañar a Ezra en una misión de rescate. Pero quizá esta decisión no haya sido del todo buena idea…

Opinión personal: Tercera entrega de Lazos de Sangre que aún siendo buena me gusta un poco menos que la anterior.
En esta Alice ya es vampira pero lo del control no es lo suyo. Además Milo tiene una vida sentimental más activa que la suya y quiere cambiar eso. Y por si todo eso fuera poco a Peter lo quieren matar una banda de vampiros locos y Mae está fuera de sí sin hacer caso a nadie.
Como veis la vida de Alice no mejora ni siendo vampira, esta chica atrae los problemas igual que un imán, es un desastre.
Me gusta ella pero como está siempre en medio de todo la acabo viendo tan mártir y tan frágil que me tira un poco para atrás, aunque he de reconocer que es valiente cuando quiere.
Jack, que en la segunda parte me acabó de enamorar, es demasiado infantil y posesivo pero sigue siendo un romántico y un chico super divertido y dulce que daría todo por Alice.
Peter, que vuelve a aparecer en escena, solo hace que liarlo todo. Sus intenciones han sido desde el principio buenas y me da un poco de pena. Es un amor de hombre…
Milo y su nuevo novio son dos personajes que me han hecho mucha gracia y me han sacado más de una sonrisa.

La portada sigue la tendencia de las anteriores pero en colores ocres y naranjas. 

En resumen, una continuación de otra saga de vampiros que, aunque entretenida no me acaba de convencer para leerme el cuarto.

Valoración: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Hola! Gracias por dejar tu comentario, pero recuerda se respetuoso con todos, cada uno tiene su opinión.
Un beso :)